Facebook
Instagram
YouTube
Drone Stories

redes

Facebook
Instagram
YouTube
Drone Stories




La conquista de la Puerta del Diablo en busca del Cielo

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page
De tantas veces que estuve en el lugar, nunca había encontrado más que el mismo camino por el que todos hemos ascendido, esas escaleras esculpidas en la piedra de La Puerta del Diablo. Pero esta vez te hablo de un viaje, con ellos, con los Escaladores, aquellos que inventan el camino, y lo descubren con su sudor y la fuerza de sus manos.
Con el equipo adecuado, más como precaución que como una necesidad, ellos ascienden, por esas grietas diminutas y pequeñas piedras sueltas, dejadas ahí por la naturaleza para el que se atreva a ver más de allá del simple paisaje y quiera ser uno con la peña.
Lo hacen ver tan fácil, que cualquiera como yo puede confiarse y creer que es un deporte cualquiera, pero desde los primeros intentos, la roca te hace saber que se requiere todo lo que se pueda dar para que te permita reptar por sus riscos.
Desde el primer intento, el peso de tu cuerpo soportado por los dedos te hace entender que esto es algo distinto, algo para lo que quizás no estabas preparado, pero que te atrapa, y vuelves a intentar, esta vez tomando consciencia del camino, un camino trazado por los dedos de los expertos.
Pierna derecha en la grieta, mano derecha en la piedra sobre tu cabeza, mano izquierda avanza, y así contorsionando para avanzar unos centímetros, y mientras asciendes descubres el ajedrez que juegan tu cuerpo y la roca, cada paso es un camino y un mal movimiento es volver a estar en jaque.
Y lo entiendes, comienzas a entender tus límites y hasta donde puedes dar, mientras asciendes solo el azul del cielo del medio día te espera, eres tú y lo que tu cuerpo pueda darle a la piedra lo que te permitirá seguir ascendiendo. Los vehículos se vuelven más pequeños y ya no te percatas de los curiosos que te observan desde abajo esperando quizás un paso en falso.
Sigues el ascenso, y ¡ya lo entendiste! asegura la pierna no la dejes abajo, mueve el brazo, ahora el otro, sigue avanzando, no lo pienses demasiado porque pierdes energía y no pares de subir hasta que lo hayas logrado.
Tu cuerpo lo resiente, dejas unos milímetros de piel mientras arañabas por no separarte de la roca, sientes los antebrazos arder, y al final desistes… Hasta otro intento, llegaré un centímetro más arriba la próxima vez, por hoy mi cuerpo dice basta.
Volveré después de esta experiencia porque ahora entiendo a los expertos: “El cuerpo puede volverse adicto a cierta clase de sufrimiento: escalada en roca”. La Puerta del diablo cuenta con 60 paredes naturales que están preparadas para ser escaladas, con el equipo adecuado. Se trata de uno de los mejores sitios de centroamérica aunque pocos lo saben y se divulga menos de lo que debería.

Vive esta experiencia con climbing el salvador al teléfono 7315-1971.

 
(Visited 82 times, 1 visits today)
CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Comentarios (2)

  • Avatar

    Karla Alejandra Jimenez Hernandez

    |

    Que genial conocer lugares y sobre todo vivir nuevas expericencias. Saludos

    Reply

    • Avatar

      urquillosv

      |

      Gracias por escribir Karla, saludos!

      Reply

Deja un comentario

*