Facebook Instagram YouTube

Publicaciones etiquetadas ‘usulután’

Drone Stories: El Valle del Gramal, Santiago de María

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Hubo un tiempo, mucho antes que el nuestro, en el que una población se levantó producto del cultivo del café en la zona de Usulután. El tiempo cambió y aunque ahora llevan otro nombre la producción del grano sigue siendo su sustento.

Este es el vuelo Drone Stories por Santiago de María.

 

EL ORIGEN

La historia de Santiago de María inicia a mediados de 1800. El ecosistema que forman los cerros Loromontique, El Tigre, Tecapa, lomas y cerritos, fue conocido como Valle del Gramal y sus primeros pobladores adoptaron su nombre.

La riqueza natural los hizo prosperar y fue el cultivo del café que los hizo trascender a otras latitudes.

Su nombre ahora es otro,  y procede de la unión de los nombres del presidente Santiago González Portillo, y el de su esposa María. Pero lejos de su origen, el significado del lugar y sus raíces unidas a las del café que producen siguen nutriéndose de Valle.

Ahora lo alto de sus cerros son colonizados por productores de café, tazas de excelencia han surgido de este sitio.

Lo vi todo desde arriba, una historia en medio de cerros resumida en los granos de café que todavía parten del Valle del Gramal.

     
CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Leer más Sin comentarios

MIRADOR DE LAS CIEN GRADAS, ALEGRÍA

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page
Todos conocemos la laguna, esa que cuesta encontrar por estos días, hemos oído del parque del pueblo y sus múltiples ventas de recuerdos y comidas típicas. Pero algo que despertó mi interés fue escuchar de estas gradas, cien, para ser exactos; esas que para los residentes son un lugar cualquiera, pero para otros, como yo, pueden valer su camino, puede, valer un viaje que luego será traducido a reflexiones. Y lo hice, esperé el mejor momento, en el que los jóvenes dejaron de esconderse entre sus sombras para hacer lo suyo. Aguardé, que las señoras dejaran de transitar en medio de sus labores y el silencio diera el aviso que era la ocasión que estaba esperando.

Aproveché la oportunidad que me brindó este sitio común y subí: 1,2.. 10, 15, 20. Soy sincero, no las conté después de ahí, prefiero creer en el número perfecto, Las Cien Gradas de Alegría. Un camino más bien rustico, una construcción sin adornos, un ascenso.

En lo alto, el mirador de las Cien Gradas, puerta para ser testigo de la zona norte, el oriente y según algunos, principios de Honduras.

Si tienes suerte como yo y lo encuentras sólo, guarda esta pintura en tus recuerdos, los tejados naranja como nos gusta, la naturaleza, el embalse del cerrón grande, los cerros. Todo está ahí, subiendo

las cien gradas.

Pero si todavía quedan energías hay otros pasos que debes dar, los que te llevan a la iglesia de Alegría, y si te colocas en el sitio adecuado podrás percibir la armonía del sitio, mezclada con antiguas construcciones vecinas y de fondo, la naturaleza.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Leer más 4 Comentarios

Mar de Verde

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

La llegada no fue sencilla, pero ya me conoces, y prefiero los caminos de polvo a las autopistas de cemento y los paseos en carreta que el aire acondicionado de los vehículos. Aquí los accesos son difíciles y las personas se conocen entre todos.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Leer más Sin comentarios